POTENCIAR LA INSERCIÓN DE LAS PERSONAS PRIVADAS DE LIBERTAD A TRAVES DEL TRABAJO

Reinserción social


A un kilómetros de las instalaciones de Campo Abierto se encuentra la Cárcel Regional del Cerro Carancho. Este programa está destinado a acciones, actividades y prácticas con el objetivo de colaborar con la reinserción social de la población carcelaria.

Hacia una reinserción social / Personas privadas de Libertad

Todo proceso de institucionalización genera en quien lo vive una serie de carencias y pautas de comportamiento, que dificultan su posterior desarrollo en la comunidad.

Es un hecho, que cualquier institución, regula su funcionamiento con un sistema de normas. El funcionamiento implica no sólo lo relativo al objetivo de la Institución, sino también al sistema de relaciones que se establece entre los miembros de la misma, la distribución de los tiempos, del espacio geográfico, y en general, todo aquello que afecta a la vida de las personas, reduciendo así, cada vez más el espacio de autonomía que un individuo necesita para desarrollarse y crecer.

Cuando un individuo se ve sometido durante un espacio prolongado de tiempo a esta circunstancia, se produce en él lo que se ha denominado con el nombre de “Síndrome de institucionalización”, que conlleva una serie de síntomas característicos como son: La baja capacidad para tomar decisiones, falta de iniciativa, dificultades para planificar el tiempo, escasez de creatividad, incapacidad para enfrentarse a situaciones nuevas, dificultades de relación, etc.

Estas dificultades o carencias se agravan a medida que aumenta el tiempo de institucionalización, y a medida que la institución se hace más restrictiva.

Un claro ejemplo de esto es la cárcel. Nos encontramos, en no pocas ocasiones, que personas que han sufrido una prolongada estancia en prisión son incapaces de adaptarse a un medio no cerrado.

Esto, aunque en menor proporción ocurre incluso en estancias no tan prolongadas, ya que, la cárcel al ser uno de los medios más restrictivos que existen, generan graves secuelas para la persona que la padece. La “prisionalización” es un tipo muy grave y estudiado del “Síndrome de institucionalización”. Esto supone, que cuando la persona tiene que enfrentarse a su salida, se encuentra en una situación de grave desventaja social con respecto a las demás personas con las que tendrá que convivir. Si la situación global en este momento es difícil para la población general , para estas personas se hace más insostenible.

De ahí la necesidad de articular una serie de medidas encaminadas a poner a estas personas en disposición de enfrentar su realidad, de forma que sus posibilidades sean equiparables a las del resto de la población general. Esto requiera un espacio de transición, que en la actualidad entendemos como idóneo aquel en el que pueda ir adaptándose a la vida en comunidad.

Estamos convencidos de que es la falta de aprendizaje adecuado para la vida en comunidad, lo que da lugar a la manifestación de conductas inadaptadas que se transforman en muchos de los casos, en conductas delictivas; produciéndose así un proceso circular del que la persona no puede zafarse por sí mismo.

Conceptualizando la creatividad no como una habilidad o como un rasgo de personalidad, sino como una conducta que es resultado de constelaciones de habilidades cognitivas, de una serie de características de personalidad y de influencia del medio social, Campo Abierto entiende que brindar herramientas a los reclusos de la Cárcel Carancho basados en trabajos creativos, es un punto de apoyo para la transformación hacia una futura inserción de los reclusos en la sociedad.

Talleres de rap

Programa de agosto a octubre, con los reclusos

talleres de danza

Con los hijos de los presos.