Latifa Laâbissi/ Francia / performance

écran somnambule

Un bloque compacto en medio del espacio desnudo. Una cara impasible, haciendo muecas. Una escultura inmóvil que luego parece moverse, estirarse, contraerse, extenderse hasta sus propios límites. ¿Es esta una aparición? O una reproducción? ¿Un caso de posesión? ¿Un sueño o una proyección? Al elegir bailar una versión  más lenta de la danza de brujas de Mary Wigman, Latifa Laâbissi nos presenta un espejismo, cambiando el estado de este objeto "histórico", difuminando las líneas de interpretación. Este fue un trabajo importante en la historia del expresionismo alemán, pero su único rastro ahora es un pequeño fragmento, que continúa persiguiendo al baile inconsciente como un mal sueño: una película que dura solo un minuto y 40 segundos, que data de 1926, que muestra Mary Wigman en un trance cercano, sus extremidades parecen electrificadas, reaccionando a los ritmos apagados de la percusión. Esta estética de contraste, de ruptura abrupta, en la cual el cuerpo se convierte en el conducto para estados contradictorios: ¿cómo restauramos al trabajo su potencial perturbador sin momificarlo? Solo reproduciendo lo que se muestra en las imágenes de la película, Latifa Laâbissi se desliza dentro del cuerpo de la bruja, alterando el espacio escénico en un estado hipnótico en el que cada movimiento revela su construcción lenta. Una operación verdaderamente cinematográfica: la cámara lenta revela otro vocabulario en su propia superficie: introduce una cierta distancia al original, a la vez que acentúa su bajorrelieve, la tensión extrema de esta figura inquietante. ¿Es esta la encarnación de una película o la reproducción de un cuerpo? La silueta discordante es tanto material como de archivo, bruja y fantasma, presencia y medio, produciendo una interesante serie de lagunas, tanto perceptivas como históricas, que nos llevan a repensar la relación de la danza con su reproducción, su historia, sus zonas de represión. -

Somnambule Écran: la superficie de un proyeccionista donde se muestran formas y referencias, monstruos interiores y fragmentos de la realidad, en un constante ir y venir entre el pasado y el presente, levantando y reactivando hechizos..
Gilles Amalvi

Basado en la película de  Mary Wigman tanzt (1930), un extracto de  “La Danse de la sorcière” (“Witchdance”,1926)

bio


LATIFA LAÂBISSI

Francia

Trabajos coreográficos, instalaciones, demostraciones de conferencias, colaboraciones pluridisciplinarias: mezclando géneros, reflexionando y redefiniendo formatos, el trabajo de Latifa Laâbissi busca traer al escenario múltiples perspectivas fuera del escenario; Un paisaje antropológico en el que se colocan y resaltan historias, figuras y voces.
Los "códigos" de la danza son perturbados por cuerpos recalcitrantes, historias alternativas, montajes de materiales infiltrados por ciertos signos de los tiempos.

formación / dEformación
Después de estudiar en el Cunningham Studio en Nueva York, Latifa Laâbissi comenzó a trabajar con temas específicos, incluida la cuestión del cuerpo como una zona de múltiples influencias, dividida por estratos culturales subjetivos y heterogéneos. En contra de la estética abstracta predominante, extrapola un vocabulario de movimiento construido a partir de la confusión de géneros y posturas sociales, desde los inicios de la modernidad: un disfraz de las identificaciones que revelan la violencia de los conflictos que involucran el cuerpo y devuelve una imagen retorcida y retorcida. En 2001, creó Phasmes, una obra perseguida por los fantasmas de Dore Hoyer, Valeska Gert y Mary Wigman. Luego regresa a la danza alemana de los años 20, con su pieza La parte du rite con la historiadora de danza Isabelle Launay, y con una versión alargada de la Danza de brujas de Mary Wigman, que llamó Écran somnambule [pantalla sonámbula].

Inscribirse a NIDO 2019

Completa el formulario

NIDO 2019

Del 2 al 8 de Diciembre / Campo Abierto / Rivera / Uruguay
Información general

NIDO

Festival Internacional de Artes Vivas